LO MÁS NUEVO

Ofelia Medina apoya a menores indígenas



CIUDAD DE MÉXICO.

La actriz, productora y directora Ofelia Medina forma parte desde hace 30 del Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, el cual dedica sus esfuerzos a apoyar a las comunidades indígenas de Chiapas con programas de salud y educación y a pesar de la pandemia atiende a poco más de tres mil desplazados de la región debido a la violencia paramilitar.

“Hay como 10 mil desplazados en el estado de Chiapas, nosotros estamos atendiendo a tres mil 200 de ellos que son de Acteal, de Aldama y de Chalchihuitán. Gracias a los donativos de la sociedad civil, deducibles de impuestos, hemos estado llevando para cada familia de los desplazados una dotación de maíz, frijol, arroz, aceite, azúcar sal y más importante que nada un alimento complementario, un alimento nutritivo a base de amaranto.

“Se trata de campesinos, gente del campo que cultiva café, maíz u hortalizas, personas muy organizadas que viven prácticamente en la miseria, personas que han padecido prácticamente por siglos la discriminación el racismo, la esclavitud y desgraciadamente muy poco o nada ha cambiado en los últimos tiempos”, dijo la actriz en charla vía telefónica con Excélsior.

“Ahora estas familias, además de la pobreza y el abandono, tienen en peligro sus tierras. Son codiciadas,  por intereses en sacarlos de donde viven se han tenido que ir a otras comunidades, y no poder ir a su lugar de trabajo, a cultivar su milpa. Es muy grave lo que estamos viviendo, el campo en México ya no produce, estamos descuidando lo más importante que es la agricultura, la comida, estamos equivocando el camino de las prioridades”, reflexionó.

“Hay 10 millones de personas en la miseria que  muy pronto pueden aumentar y no hay ningún programa de emergencia alimentaria, de recuperación de la agricultura. Hacemos un trabajo pequeñito para muy pocas personas pero es lo que podemos hacer, quisiéramos que hubiera el despertar tanto de apoyo de la sociedad civil como programas gubernamentales que sean”, resaltó. 

Ofelia Medina también platicó sobre el duro golpe para el entretenimiento que ha sido el paro de las actividades culturales por la pandemia. Sin embargo, dice que en México el golpe llegó poco después de que el presupuesto federal para la cultura fuera reducido.

La también productora y directora considera que la situación que se vive dentro del cine, el teatro, la música y toda actividad cultural es lamentable por la incertidumbre que se vive y por el poco apoyo de programas gubernamentales a la cultura y a la industria del entretenimiento.

“Es terrible esta situación, no sabemos cuándo podemos reanudar. Desgraciadamente no hay reconocimiento de lo importante que es la cultura y los proyectos y programas del gobierno son fallidos”, dijo.

“Las respuestas que se han dado por parte de las autoridades son malísimas. De por sí antes de la pandemia ya había un recorte muy lamentable. Hay un desprecio hacia los artistas independientes, hay una falta de reconocimiento a las instituciones que han trabajado por años y que sí, es cierto, había algunos funcionarios corruptos, pero no era para acabar con la institución, es lamentable lo que está pasando”, dijo Medina en la plática con Excélsior.

La actriz, quien ha trabajado en más de 50 películas, además de participaciones en teatro y televisión, también señala que el problema no solo radica en el gobierno sino en la sociedad que no participa,  que no propone soluciones y no exige a aquellos que se encuentran en el poder, al mismo tiempo que aún no aprende a trabajar en comunidad.

“Somos una sociedad apática que no sabemos lo que es la democracia. Creemos que la democracia es ir a votar por alguien que te dice que va a cambiar las cosas, eso ya tenemos muchos años de ver que no es verdad. Un presidente, un gobernador, un presidente municipal no cambian si la sociedad no lo demanda y nosotros somos apáticos, no participamos queremos que el gobierno resuelva. No, una persona no sabe de todo por más que crea que conoce. Una sola persona no puede ser el presidente de un país, no podemos poner todas las decisiones en manos de una persona, sino somos una sociedad activa seremos una sociedad oprimida por un autoritarismo.

“Somos muy demandantes de decir que algo está mal o queremos quitar a alguna persona, pero no tenemos propuesta, mientras no deleguemos por el bien de todos, por el bien común, por encima del bien individual, si aprendemos a definir prioridades y a ver qué es lo más importante y a proponer entonces las cosas cambiarán, cuando dejemos de ser una sociedad inmadura.

“Formamos una sociedad que no ha aprendido a ser autónoma e independiente, a buscar las soluciones y a exigir al gobierno. Tengo toda mi vida pagando impuestos, pero en este gobierno y en el anterior y en el anterior no se usan para lo que deben, se usan para lo que el gobierno en turno quiere para demostrar su poder y por eso estamos en la desgracia social que estamos viviendo”, agregó.

COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com