LO MÁS NUEVO

Se cumplen 40 años sin el rey del rock and roll, Elvis Presley



El rock and roll no se puede explicar sin la presencia de Elvis Presley, quien con su personalidad y movimientos de cadera rompió los paradigmas de la época, hasta convertirse en una leyenda y como tal existen muchos mitos alrededor de su muerte.

¡Reeeey del rooock, yeah! Hay un hombre en la ciudad al que le gusta el rock, toca la guitarra y dice sabe cantar, la gente que lo ve dice que es el mejor, y todos lo conocen como el Rey del Rock. Le dicen ven, ven, ven… ¡Cómo sacudía la pelvis!

Rey criollo, era una de las rolitas que en los fabulosos años del rock and roll identificaban a Elvis Presley, un camionero de Tupelo, Mississippi, un pueblecillo en Estados Unidos, que llegó a convertirse en el máximo ídolo del ritmo musical que estremecía al mundo.

Dicen que está vivo, que lo han visto; incluso hay quienes afirman que han hablado con él. Dicen que, cansado, solo fingió su muerte para escapar de la maldita fama y que hoy disfruta de su gloria y su inmensa fortuna agazapado en el anonimato. Otras versiones apuntan a que, agobiado y deformada su figura, obeso, destruido por un excesivo consumo de fármacos, decidió ocultarse  de la vista pública a modo de preservar para siempre su mejor imagen ante sus millones de admiradores.

Quién lo sabe. Lo cierto es que oficialmente Elvis Presley murió el 16 de agosto de 1977, pero nadie vio su cadáver.

40 años después de aquel misterioso suceso, gracias a internet hay información sobre el particular, incluso que ubica al Rey del Rock and Roll en Argentina.

“Mi amiga me juró que alcanzó a distinguir en lo alto la figura de un hombre sentado en silla de ruedas que se parecía mucho a Elvis”, relató Vitorino ante la perplejidad de su interlocutor.

Graceland es la mansión que habitó Elvis Presley hasta el día de su fallecimiento cuando lo encontraron sin vida en el baño tendido boca abajo. La causa de su muerte: ataque cardiaco.

Se rumora que se trató de una conspiración para desaparecerlo con la complicidad del  gobierno.

Un mito llamado Elvis Presley

Elvis Aaron Presley fue dado oficialmente por muerto el 16 de agosto de 1977. Se supone que está sepultado en Graceland, entre las tumbas de su padre y de su abuelo, pero hasta la fecha, el misterio continúa.

De todas formas Elvis sigue “vivo” a través de sus grabaciones y sus películas, porque también fue actor cuando los empresarios se percataron del gran negocio que representaba aquel muchacho blanco que cantaba como negro y escandalizaba a los rucos con sus meneos eróticos que, en contraposición, enloquecían a las chicas. Así es que lo transportaron al cine.

Contra la mafia

También circulan en la red videos donde se dan a conocer otros enigmas. Uno de ellos es aquel donde se narra que el cantante había perdido 10 millones de dólares en un negocio inmobiliario con una compañía vinculada a la mafia. Se cree que Elvis habría ayudado al gobierno a desmantelar a los delincuentes a cambio de una nueva identidad. Además, se hace hincapié en que un artista de su talla bien merecía un funeral de gran altura, no un rápido sepelio en su casa, donde estaba prohibido tomar fotografías.

Por su parte, la presidenta de uno de sus clubes de seguidores, quien logró colarse a duras penas a la ceremonia fúnebre, al dudar de su ídolo muerto escuchó decir al padre del artista que Elvis se encontraba “en el segundo piso”

¿Quizá observando su propio funeral?

Los inicios

Fue el coronel Sam Phillips quien lo descubrió y lo llevó a grabar a su disquera Sun Records. Elvis Aaron Presley había nacido el 8 de enero de 1935 en Tupelo y tras una modesta infancia sus padres decidieron trasladarse a la ciudad de Memphis, Tennessee, que era uno de los centros musicales del país. Entonces le compraron una guitarra.

Phillips le grabó un sencillo conteniendo los temas Thats´all right y Blue moon of Kentucky, disco que le brindó la oportunidad de presentarse en un programa de radio desde donde comenzó a propagarse su fama rápidamente.

Para 1955, con su popularidad en aumento, Elvis firmó con la disquera RCA que le lanzó al año siguiente el tema Hotel de los corazones rotos, el cual significó el espectacular despegue del cantante hacia el estrellato. Se vendieron 300 mil ejemplares en tan solo tres semanas,  significándole su primer disco de oro.

Sin embargo, no todo era éxito, había detractores. Los rucos, representantes de una sociedad conservadora e hipócrita al mismo tiempo, lo consideraban “pervertido e inmoral” sobre todo por su frenético meneo de caderas que, aquí entre nos, llevaba al paroxismo a las damas en general y de cualquier estrato social, ya no solamente a las chicas. De ahí que pronto le adjudicaron el sobrenombre de Elvis la pelvis, por aquella implícita connotación sexual en su forma de moverse al bailar.

Ese mismo año de 1956, en noviembre, la compañía Paramount estrenó en Nueva York su primera película: Love me tender, recaudando muy pronto la friolera de 22 millones de dólares. El negocio estaba más que asegurado.

Pero, oh dolor. En 1958 el chavo Elvis fue llamado a filas por el ejército y enviado a una base militar en Berlín occidental, en la Alemania todavía dividida tras la Segunda Guerra Mundial. Entonces, hubo esfuerzos por impedir que cumpliera su servicio militar obligatorio, y, una vez en el campamento, le fue cortado el cabello.

Elvis regresó en 1960 para reanudar su carrera, conquistando una larga sucesión de éxitos en una etapa clamorosa con títulos como It’s now or never y filmando una decena de películas, entre ellas Viva Las Vegas en 1964.

También hizo tele, aunque la invasión de la ola inglesa con Los Beatles a la cabeza eclipsó un poco su estrella, no obstante, Elvis Presley estaba destinado a ser uno de los iconos musicales más importantes del siglo XX.

En Berlín occidental, por cierto, conoció a Priscilla Beaulieu, con quien contrajo matrimonio y procreó a su única hija, Lisa Marie Presley. En 1973 se divorciaron, aunque hasta el momento, la bella mujer administra la fortuna del cantante y las millonarias sumas que generan los negocios en torno al Rey del Rock.

Drogas, alcohol, excesos

Elvis dejó de existir, físicamente, pero el misterio sobre su presunta muerte, permanece.

En internet: circulan videos donde se observa a un hombre entrado en años transitando al interior de la mansión Graceland.

¡Cómo se parece a Elvis!


COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com