LO MÁS NUEVO

OLOR A DINERO



 


Quienes critican e incluso denuestan ferozmente a López Obrador a quien acusan de retrógrada que se quedó en el pasado y allá llevaría al país si llegara a la presidencia, no han captado que el regreso a los esquemas de décadas anteriores se está convirtiendo en tendencia mundial.

El título de esta colaboración no es alusivo a la popular película de 1985 producida por Steven Spielberg y protagonizada por Michael J. Fox, sino a una tendencia mundial en los sistemas de gobierno.

En la mencionada película que en inglés se tituló "Back to the Future”, el protagonista, un adolescente de nombre  Marty McFly, es enviado accidentalmente atrás en el tiempo de 1985, su época, a 1955. Tras alterar los sucesos ocurridos en 1955, específicamente aquellos en los que sus padres se conocieron y enamoraron, Marty debe intentar reunir a sus padres de nuevo para asegurar su propia existencia.

Algo similar está sucediendo en la política de nuestro tiempo en todo el planeta. Al parecer, cansados de los nuevos esquemas que en general no han funcionado en la mayoría de las naciones, incluyendo las del primer mundo, la sociedad está orillando a sus gobernantes a regresar a los anteriores.

Sucedió con Inglaterra y el Brexit y muchas otras naciones, sobre todo europeas, que han elegido gobernantes que en sus campañas políticas se mostraron abiertamente anti sistémicos, ofreciendo muchos de ellos retomar moldes de épocas anteriores.

El ejemplo más dramático de ello, es la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, quien ya como primer mandatario de su país, está regresando al proteccionismo económico y se aleja de la globalización. Y además, al parecer le está dando resultados

 

¿De dónde se originan estos cambios?

Me parece que en buena medida son producto de la longevidad de la gente. Con el aumento que se viene dando en las últimas décadas en la cantidad de años que viven las personas y las exitosas políticas para evitar el crecimiento demográfico, poco a poco el mundo se ha ido convirtiendo en un lugar en el que cada vez hay más personas mayores y menos jóvenes.

Si a eso le agregamos que desde tiempo inmemorial, los jóvenes han sido mucho menos participativos en los procesos políticos que la gente grande, por lógica se deduce que los resultados electorales los están decidiendo los mayores.

 

Ya no quiere la población más "malos por conocidos”

Aquí en México, cualquier persona que tenga 50 años o más, le ha tocado vivir y padecer en los períodos de cuando menos cinco presidentes de la república ¿Y qué han visto aún con la famosa alternancia?

Corrupción, impunidad, atropellos, tráfico de influencias, rapacería, enriquecimiento impúdico de funcionarios y gobernantes, etc., etc. Y etc.

Lo anterior es en cuanto al ejercicio del poder, a ello hay que agregarle que la población ha recibido a cambio pésimos servicios de salud, educación de tercera, malísima procuración de justicia, mini salarios ignominiosos, inseguridad, falta de oportunidades y muchos, muchísimos agravios más.

Ricardo Anaya al parecer lo entiende y viene enarbolando la bandera del combate a toda la podredumbre que nos tiene hundidos como nación. Sólo que cree que los mexicanos no sabemos que él y su partido fueron artífices y cómplices de muchos de los males que hoy padecemos.

Además, esa bandera ya la enarboló el PAN durante mucho tiempo, pero la desechó en cuanto empezó a ser gobierno. Es la misma que a Vicente Fox le granjeó la presidencia de la república en el año 2000 ¿Lo recuerdan?

Al parecer la gente ya se hartó del "más vale malo por conocido…” y al parecer una gran cantidad de mexicanos está ahora pensando "más vale ya sabes quién, aunque no lo conozca”.

 

COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com