Nido de Víboras

LO MÁS NUEVO

Nido de Víboras



SSSSSSSS… Ha terminado lo que se podría llamar el primer desencuentro real, de los muchos que seguro se darán, entre la administración de Claudia Pavlovich y el recién electo Senador por Sonora, Alfonso Durazo Montaño, hoy por hoy mandamás absoluto de MoReNa en la entidad.  Este episodio dejó muchas enseñanzas para ambas partes, siendo una de las más importantes la de conocer los alcances y capacidades del adversario  para hacer esa clase de política que tanto se necesita en estos tiempos, ante la nueva realidad que se vivirá en México como consecuencia de los resultados electorales del pasado 1 de julio.

Por un lado, tenemos a la titular del Poder Ejecutivo de Sonora que tiene bien definida una ruta de gobierno que en los primeros tres años de su gestión   logró rescatar a Sonora de los sótanos de los indicadores económicos a nivel país por lo que ha recibido toda clase de reconocimientos, y para quien la brillante próxima Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, le mereció un puntual cumplido por su labor al frente de un estado pujante y en crecimiento.
En efecto, era imposible pensar que Claudia Pavlvocih no reaccionara de inmediato a las inquietudes ciudadanas respecto a la iniciativa de reformas enviadas al Congreso del Estado para su análisis y aprobación; y respetuosa de las expresiones populares, buscando siempre el beneficio de los sonorenses, propuso a la Legislatura continuar más adelante el proceso de análisis, reflexión y consenso de las mismas, las cuales entrarían ayer a discusión y en su caso a votación.
Como se sabe, algunas de esas iniciativas levantaron una fuerte polémica, en particular las relativas a la nueva ley que municipaliza el transporte urbano, propuesta por la propia mandataria y el derecho de veto del Ejecutivo ante posibles decisiones de los diputados locales que pudieran afectar a sectores de la sociedad sonorense, propuesta presentada por los integrantes de la fracción priista de la Diputación Permanente del Congreso del Estado.
Al inicio de la sesión, por cierto aderezada por las decenas de los mismos vociferantes activistas y sus seguidores de toda la vida, quienes se han manifestado en contra de todo -y de seguro dentro de unos cuantos años, también protesten en contra de MoReNa-, los legisladores  eliminaron del orden del día el proyecto de Ley que reforma, deroga y adiciona la Constitución local; el proyecto de Ley de Transporte para el Estado de Sonora; el proyecto de Decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Gobierno y Administración Municipal y de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal de 2018.
También se retiraron los dictámenes relativos al proyecto de Ley de Planeación para el Estado de Sonora y el proyecto de decreto que reforma el Artículo Tercero del Decreto número 202, aprobado el 28 de febrero de 2018, mismo que reforma diversas disposiciones del Decreto número 192, aprobado por este Poder el 12 de diciembre de 2017.
En otras palabras, el actual Poder Legislativo de Sonora atendió el llamado de la titular del Ejecutivo de que no se discutieran y aprobaran ayer mismo estos dictámenes, para que entrasen en un proceso de socialización y análisis, en el cual  participen expertos en esos temas y actores relevantes de la comunidad, sin definirse fechas fatales.
Es decir, no  se descartó en lo más mínimo la posibilidad de llevar de nuevo al Pleno la aprobación de estas reformas.
Las que sí se aprobaron fueron las nuevas leyes de Control Vehicular; la Catastral y Registral para el Estado de Sonora, así como diversos decretos que modifican las leyes Orgánica del Poder Ejecutivo; la de Asistencia Social, la de Hacienda del Estado; la de Participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil; el Código Civil y la Ley del Notariado para el Estado de Sonora.
Ahora bien, como decíamos líneas arriba, más alá de la feroz campaña que armó MoReNa en contra de la Gobernadora por su presunta responsabilidad detrás de la iniciativa más polémica, lo cual fue puntualmente desmentido por Presidencia de la Diputación Permanente,  lo que realmente quedó de manifiesto es el absoluto respeto por parte del Gobierno del Estado hacia todos los poderes y las fuerzas políticas en la entidad, buscando siempre generar las condiciones que beneficien a los ciudadanos en Sonora.
Y eso, en una confrontación política, cuenta mucho más, pues las responsabilidades de ambas partes son en este caso diametralmente diferentes y en ese contexto, los buenos gobernantes siempre asumen su liderazgo antes que nada.
La Gobernadora Pavlovich demostró que sabe jugar al ajedrez político, pues prefirió sugerir y solicitar al Legislativo que pospusiera el análisis y votación de este paquete de iniciativas para otro momento; a hacerlo con más calma, no obstante que la reforma relativa al veto presupuestal del Ejecutivo garantiza una mayor confiabilidad entre los Tres Poderes del Estado.
Como lo comentó al respecto Rafael Buelna Clark, Presidente de la Diputación Permanente, de lo que se trata es de coincidir y escucharse las observaciones entre éstos, de hacer equilibrios,  no de prohibir uno al otro,  porque el Ejecutivo no puede caer en una agenda política marcada desde el Legislativo; significa ver de qué manera se logran equilibras y siguen caminando ambo poderes; “pues finalmente en el 2015 al Poder Ejecutivo también lo legitimó el pueblo por seis años”.
En fin, este “affaire”, desaguisado o desencuentro  terminó sin mayores aspavientos, reafirmándose que el Poder Ejecutivo en Sonora lo encabeza una mujer con agudeza política, visionaria, que le entiende a la tarea de gobernar; pero más importante aún, que no sacrificaría por nada del mundo el nivel de bienestar y tranquilidad de los sonorenses, hoy por hoy su máxima responsabilidad.
Y como señalan algunos observadores, bien harían los estrategas de MoReNa en sacar bien las cuentas de cómo estará conformado realmente el próximo Congreso del Estado, ya no digamos cómo funcionará.
SSSSSSSS… Dicen que Francisco Búrquez Valenzuela consideraría apuntarse para competir por la dirigencia nacional del PAN, “sólo si este proceso se abre a la participación de la ciudadanía”.
Ganas de llamar la atención del Senador por Sonora, porque de seguro no ha de ignorar que allá en el CEN del PAN quedaron hasta la madre del sonorense que actualmente lo encabeza, Damián Zepeda Vidales, a quien por cierto responsabilizan junto con Ricardo Anaya Cortés del peor desastre electoral del blanquiazul en 18 años.
Y esa debacle se gestó apenas en dos años.

COMENTA ESTA NOTA

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TRASCENDIÓ

2018-07-23

DESBALANCE

2018-07-23

Bajo Reserva

2018-07-23


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com